Noticias

Fechas
No hay Igualdad sin libertad! La Igualdad no tiene Género
No hay Igualdad sin libertad! La Igualdad no tiene Género 09-05-2017
¡No hay Igualdad sin Libertad!, La Igualdad no tiene Género esta es la frase que nos va a acompañar todo este mes de mayo en el Calendario "Con hombres de hoy, con hombres de mañana" elaborado por la Asociación Comarcal de Mujeres del Valle del Jerte a través de la subvención de Diputación para promover la igualdad entre mujeres y hombres.
Y continuamos con este trabajo que mensualmente nos hemos propuesto la Oficina de Igualdad del Valle del Jerte. En esta ocasión nos desplazamos a Casas del Castañar y allí muy amablemente Isabel nos facilita que podamos hablar con Juan Manuel y nos acogen muy gratamente en su casa para compartir sobre el significado de tan poderosas frases. Antes de nada nuestro más sincero agradecimiento.
Juan Manuel lo tiene claro, ya en casa de su madre, hacía lo mismo que hace ahora, porque como él dice: "Si hay que barrer se barre, si hay que fregar se friega, hacer las camas, limpiar el cuarto de baño, colgar la ropa, …, porque estoy acostumbrado". Él sabe que en esos aspectos "la igualdad no tiene género" y lo hace porque hay que hacerlo, aunque no se haya librado de comentarios insultantes y sexistas o de quienes le han dicho que "para eso te has quedado, para salir en un calendario barriendo… "
Pero a él no le importa y abiertamente dice que no tiene vergüenza, que "no se cae nada del cuerpo por hacerlo", aunque muchos y muchas puedan pensar que sí.
Compartimos que nadie nace sabiendo y por supuesto para las tareas domésticas también hay que irlas aprendiendo, pero hay que hacerlo, intentarlo, e ir mejorando. Lo mismo que ocurre con los trabajos que desempeñamos fuera del hogar.
La familia lo vive y mejora mucho su dinámica de convivencia. En todo este proceso las mujeres tienen que permitir que ellos se inicien en los trabajos domésticos, dejarles hacer y que se equivoquen o que lo hagan mal, pero dejarles y animarles a ello. Los hombres por su parte, deben ser conscientes de la importancia y del tiempo que se invierte en los trabajos y tareas domésticas y corresponsabilizarse en la inversión de estos tiempos de trabajo dentro de las dinámicas familiares.
La igualdad se alcanza desde la libertad para poder hacer y desde la decisión de ejercerla como en el caso de Juan Manuel Cleto Parejo.
 
 
En ese ejercicio de libertad y responsabilidad en torno a la igualdad, en una bonita vivienda de Casas de Castañar del Valle del Jerte, no es necesario que Isabel esté haciendo otras cosas, puede que esté sentada en el salón descansando, puede que esté dando un paseo, …, mientras, Juan Manuel decide colgar la ropa o coger el cepillo y barrer, ¿por qué no? Porque la igualdad no tiene género.